Una de las cosas que más gustan a nuestros clientes es la exclusividad de las habitaciones. Todas ellas están decoradas de forma individual, tal como se hace en cualquier casa, lejos de la uniformidad de algunos hoteles en los que bien podrías confundirte de habitación y no te darías cuenta hasta ver que tu ropa no está en el armario.

Cada habitación de Casa Taino tiene su personalidad y por eso algunos clientes que repiten piden hacerlo en una habitación diferente cada vez para poder disfrutar de algo nuevo en cada una de sus visitas.

Este mes llega el otoño, estrenamos estación y con ella queremos estrenar también una nueva habitación superior. La hemos situado en la última planta de la casa para que goce de las mejores vistas al jardín y también a la montaña.

Entre los pequeños lujos que ofrece está la cama, de 1,50 y con un colchón de vicolástica que hará que la estancia sea todavía más confortable. La hemos decorado para que no le falte ningún detalle, pero a la vez conserve la sencillez y el encanto de la casa.

Nada menos que 24 metros cuadrados, con zona de estar y calefacción central por si llega el frío y se hace necesario crear un ambiente más cálido, sobre todo durante la noche. Por supuesto, la habitación cuenta con Wi-Fi, un secador, cuarto de baño propio con plato de ducha y televisión.

 

Otoño, una estación que enamora

En Casa Taino pensamos que el otoño es la estación más romántica del año porque invita a pasear, a ver los diferentes colores con los que la naturaleza recibe a esta estación, como el dorado de las hojas caducas o las uvas maduras listas para ser recolectadas.

Por eso, en otoño recomendamos especialmente nuestros packs para escapadas románticas de una o dos noches. Ambos packs incluyen el desayuno y una cena romántica en nuestro acogedor restaurante, del que nos sentimos muy orgullosos porque estamos convencidos de haber conseguido un ambiente cálido y muy adecuado para las parejas.

El pack de una noche cuesta desde 70 euros en una habitación estándar y a partir de 78 euros si se opta por una superior. Todo depende de las fechas elegidas. Os invitamos a venir entre semana si tenéis esa posibilidad ya que no solo vais a disponer de más fechas para elegir, también podréis disfrutar de una mayor tranquilidad en los alrededores, donde seguramente encontraréis tan solo a la gente del lugar.

Para el pack de dos noches los precios parten de los 105 euros en habitaciones estándar y de 120 si se prefiere la superior, podéis aprovechar para reservar la nueva habitación y darnos vuestra opinión sobre la misma. También incluye los desayunos y una cena romántica.

 

Las parejas y el romanticismo nos encantan

Ya sabéis que en Casa Taino nos gustan las parejas, de hecho no tenemos habitaciones familiares ni permitimos el alojamiento a niños. Esto es así porque queremos crear un ambiente muy tranquilo y relajado en el que las parejas puedan sentirse a gusto y disfrutar de unos días repletos de romanticismo.

Toda relación necesita de estas escapadas para alimentarse y tras las vacaciones de verano, en las que en muchos casos los hijos o nietos han estado presentes, toca un tiempo para la pareja. Y el otoño es perfecto para esto. Ya ha quedado atrás el ajetreo del verano, los niños han vuelto a la escuela, todo ha quedado organizado y listo para la rutina de un nuevo años y… ¡toca un respiro!

Un respiro que sin duda es más que merecido tras haber llevado a hijos y a nietos a la playa o cuidar de ellos durante muchas tardes. Un respiro merecido tras haber superado la vuelta al cole con todo lo que significa y un respiro merecido antes de dejarse arrastrar de nuevo hacia la rutina que ya nos llevará hasta las Navidades.

Un par de días en Casa Taino son la transición perfecta entre el ajetreo del verano y la rutina del invierno, un paréntesis de tranquilidad en un ambiente perfecto y en medio de un paisaje que enamora con solo verlo.

En otoño todavía no hace tanto frío como para que no haya ganas de pasear por las sierras de los alrededores y descubrir sus bonitos paisajes, sobre todo en las horas del mediodía que el sol brilla aún con ganas. A la noche, la chaqueta y una buena compañía hacen que sea muy agradable tomarse una copa en nuestra terraza disfrutando de la tranquilidad de la zona.

Y todo esto disfrutando de una cocina típica deliciosa y realizada siempre con ingredientes naturales de la zona propios de la estación,  para que la cena, además de romántica, sea muy gratificante y nos deje con el mejor sabor de boca.

SONY DSC


Deja un comentario