Incluso las personas más racionales y que se guían siempre por el sentido común tienen que seguir un impulso de vez en cuando, porque eso es lo que le da un poco de picante a la vida. Ese puntito de sabor que te saca de la rutina y que te ayuda a vivir una experiencia inesperada, que no habías planeado y que generalmente acaba siendo muy especial.

Por eso, en Casa Taíno te invitamos a que sigas un impulso. No importa si crees o no en San Valentín, incluso es mucho mejor que no lo hagas porque así será todavía más inesperado: ¿por qué no reservas una habitación para ti y para tu pareja y escapas con ella un fin de semana para celebrar vuestro particular día de los enamorados?

El calendario no tiene por qué marcar la fecha en la que vais a celebrar vuestro amor, tampoco tiene por qué ser el día de un aniversario. ¿Acaso no os amáis todos los días? Pues te proponemos algo que seguramente será muy especial para los dos.

Primer paso, entra en nuestra Web y descubre nuestro pack romántico

Verás que ser impulsivo no significa gastar un montón de dinero. Nuestro pack romántico está muy bien y el precio es muy razonable para lo que incluye: una noche de alojamiento y cena romántica desde solo setenta euros por persona.

Ahora que sabes que te puedes permitir el impulso solo te queda elegir una de nuestras habitaciones. Te aconsejamos que las mires todas, porque son totalmente diferentes. Cada una tiene su personalidad y seguro que encuentras una que vas a sentir que es esa, la que estabas buscando.

Ya te estarás imaginando llegando a la habitación y dejando la maleta en un rincón mientras ves la cara de sorpresa de tu pareja. Pero lo mejor está todavía por llegar. Si la impresión al llegar a Casa Taíno ya va a ser buena, al menos eso esperamos, y al ver la habitación todavía será mejor, cuando sea la hora de la cena llegará el auténtico momento romántico.

Paso dos, no lo alargues en el tiempo

Un impulso es algo que se hace en el momento. Si se piensa demasiado pierde su componente de espontaneidad, ya no tiene la misma esencia. Por eso la reserva debe de hacerse al momento y a corto plazo. No alargues en el tiempo las cosas más de lo necesario. Programa el primer fin de semana que sepas que estaréis libres y realiza la reserva.

Quizás sientas esas cosquillas en el estómago que anticipan casi todo lo bueno, pero eso solo querrá decir que estás empezando a dejarte llevar por el impulso y eso es algo realmente bueno.

Paso tres, habla con tu pareja

Tú conoces a tu pareja mejor que nadie, así que no podemos decirte qué debes de contarle. Hay personas que directamente odian las cosas inesperadas, así que en este caso puedes meter la reserva en un sobre y darle el regalo unos días antes. Así será un bonito regalo y se llevará una sorpresa, pero tendrá un poco de tiempo para hacerse a la idea y planificarlo.

Otras personas adoran dejarse llevar por los imprevistos. Así que en este caso no le des pistas. Haz tú la maleta de ambos y que se suba al coche sin saber dónde dormirá esa noche ni qué es lo que vais a hacer. Ahora que están de moda este tipo de viajes y que hasta hay agencias que los organizan, podrás sentirte a la última en regalos sorpresa.

Incluso si eres de los que disfrutan planeando alguna travesura, puedes engañar a tu pareja contándole alguna cosa para que ni se imagine que el fin de semana será un viaje romántico y bonito, a solas en Casa Taíno.

Paso cuatro, haz realidad tu fantasía

Llega el momento de hacer realidad tu fantasía, lo has preparado, lo has puesto en marcha y ahora llega el momento de vivirlo. Hay ocasiones en las que la experiencia supera a lo que se espera de ella y deseamos que esta sea una de ellas. Al menos, por nuestra parte, pondremos todo lo que esté en nuestras manos para que la estancia en Casa Taíno sea romántica, agradable y deje buen sabor de boca. Un impulso que merezca la pena.

Una vez en Casa Taíno y tras haber visto el establecimiento y la habitación podréis disfrutar de diferentes alternativas. En la Web podrás ver qué hacer en los alrededores, por ejemplo un bonito paseo por el pueblo o una pequeña ruta de senderismo en la naturaleza.

A la noche, os espera el momento más especial, una cena romántica en nuestro comedor. Allí, cada detalle está cuidado para conseguir el ambiente más propicio para las parejas y para las declaraciones más bonitas. Porque San Valentín puede ser cualquier noche y para quién está enamorado, cada día es especial.

hab-est-jun4


Deja un comentario