Si bien normalmente relacionamos el turismo en la Comunidad Valenciana con vacaciones de sol y playa, también tenemos la opción de disfrutar de unas vacaciones alejadas de las masificadas costas. Una de las mejores formas de disfrutar del turismo rural en Comunidad Valenciana es eligiendo un hotel rural en Alicante, ya que el interior de la provincia cuenta con rincones naturales únicos que invitan al descanso y a refrescarse en zonas de baño en plena montaña en este periodo vacacional.

Una escapada con encanto al interior de la provincia de Alicante

Alejado del bullicio de las playas y del turismo masivo, el interior de Alicante cuenta con pueblos y zonas llenas de encanto donde relajarte en plena naturaleza. Además de muchas actividades al aire libre, como senderismo, trekking y otros deportes de aventura, la zona de montaña de Alicante ofrece la posibilidad de disfrutar de refrescantes baños en plena naturaleza.

De hecho, el interior de la provincia es una zona bastante montañosa y esconde rincones naturales sorprendentes, en los cuales las personas pueden disfrutar de un baño en aguas frescas rodeadas de una naturaleza maravillosa.

Por ello, si este verano el objetivo es disfrutar de una escapada con encanto a una zona de interior lejos del bullicio de las playas, el hospedaje en una casa rural de Alicante es una gran elección.

La montaña de Alicante invita a una escapada muy refrescante

Uno de los destinos estrella del turismo de interior en Alicante es la zona de Sierra de Mariola. Un bello ejemplo es el pueblo de Banyeres de Mariola, donde se encuentra el nacimiento del río Vinalopó. Además de contar con un casco histórico lleno de encanto, brinda rincones únicos para solaz en plena naturaleza. Por ejemplo, las pozas naturales del Molí de la Umbría.

Otra de las zonas montañosas del interior de la provincia es la Sierra de Aitana, la cual invita a disfrutar de la naturaleza y a la práctica de actividades en la montaña. Además, pueblos cercanos como Cocentaina o Alcoy exhortan a descubrir su riqueza monumental, el encanto de sus calles y, por supuesto, su rica gastronomía.

Otra localidad del interior con gran historia es Benillobà. A dos pasos de encuentra otra poza para refrescarse en plena naturaleza, el Molí del Salt. Se trata de un rincón sorprendente donde es posible admirar los restos del molino de harina que fue construido en el siglo XVIII. Sin duda un lugar para escuchar las pequeñas cascadas y también disfrutar de actividades en plena naturaleza.

Estos son solo algunos ejemplos de las muchas opciones que ofrece el interior de la provincia de Alicante, donde es posible alojarse y aprovechar los descuentos promocionales de temporada para disfrutar en la montaña y rincones naturales únicos de unas refrescantes vacaciones alejadas del bullicio.

Hotel rural de Alicante, un pretexto para hospedarse en la montaña

La provincia de Alicante, mucho más que playas; ofrece también destino de montaña y naturaleza para escaparse y hospedarse en un hotel rural en Alicante


Deja un comentario