La Serreta, el poblado íbero mas importante de la provincia de Alicante

El acceso y la historia de La Serreta

De las diversas rutas por Alicante que se pueden llevar a cabo para conocer mejor su inmenso patrimonio histórico, la visita a La Serreta es, posiblemente, una de las más interesantes. Los amantes del turismo rural en Alicante no dejan de alabar la imprescindible lección de historia que supone disfrutar de tan interesante lugar histórico. Junto a la visita La Sarga Alcoy, esta experiencia es tan única como indescriptible.

Se sitúa a unos 900 metros de la antedicha ciudad alicantina. Una pista agreste es el comienzo del camino que termina, tras el correspondiente ascenso, en la visita al poblado íbero. Esta ruta es, por lo tanto, idónea para los amantes del senderismo y también para los que se hospeden en nuestro hotel rural en Alcoy y deseen ampliar sus conocimientos.

El recorrido total es de 5,37 kilómetros y la altura máxima alcanzada es de 1.057 metros sobre el nivel del mar. Durante la subida, deberás prestar especial atención al cruce de caminos que hay tras la masía. Sigue siempre recto y llegarás al poblado. El mismo se descubrió en 1917 y consta de los restos del pueblo, de la necrópolis y un santuario.

Visita el poblado íbero de La Serreta

La visita

Desde 1931 es monumento nacional y ha acogido a miles de interesados en conocer mejor cómo vivían los íberos. Es muy interesante observar los restos de la muralla que llevan directamente al monumento a Camilo Visedo y al antedicho edificio religioso. Sin embargo, uno de los grandes hallazgos llevados a cabo tras el descubrimiento de este pueblo fue el de seis láminas de plomo con escritura íbera. Hasta la fecha, no se ha logrado traducirlas.

Estudios posteriores han confirmado que este poblado fue, en el siglo III a. de C., la capital del valle que preside. No en vano, en la actualidad sigue siendo un mirador privilegiado para observar las características de Alcoy desde las alturas. La Serreta fue un lugar de paso desde el que se controlaba el comercio de la zona y en el que sus murallas y su santuario tenían un papel conjunto de defensa de sus intereses y de punto de unión social respectivamente.

El paseo combina, por lo tanto, conocimientos con naturaleza. Es un viaje en el tiempo con una actividad física agradable y accesible para cualquier tipo de persona. La excursión es idónea al convertirse en una impagable lección de historia en primera persona.

No en vano, lleva décadas siendo una de las rutas por Alicante más demandadas por parte de los que quieren comprobar cómo este yacimiento de Alcoy es imprescindible para conocer la importancia de los íberos en el desarrollo cultural de la provincia de Alicante.

poblado íbero para los amantes del turismo rural en Alicante

11:25 pm casataino

1 Comment

  • Indira Amaya 13/02/2018 at 9:11 am

    Interesante todo lo que ofrece el interior de la Provincia de Alicante y Casa Taino, un alojamiento ideal para parejas.

    Responder

Deja un comentario